Líder SEO Local – Consultores para negocios locales

Nosotros también te venimos con el rollo
de que te conseguiremos más clientes.

La diferencia está en que lo que te proponemos
es tan obvio y tan de sentido común
que hasta puede que te parezcamos idiotas.

Si quieres comprobarlo con tus propios ojos
apúntate para recibir nuestros emails.

despacho-abogados-fiscal-madrid

Pero un momento… porque si te apuntas debes saber lo siguiente:

  1. Escribimos emails muy a menudo para empresarios, directivos y emprendedores con ganas de alimentar su cerebro con consejos de marketing y ventas que no huelan a rancio. Consejos transgresores, cachondos y, de vez en cuando, hasta inteligentes.

  2. Un detalle con importancia: en nuestros correos te contamos cosas muy útiles (y rentables) para tu empresa… pero también para la nuestra porque en todos ellos -sin excepción- intentamos venderte nuestros servicios.

  3. Si tienes miedo de que lo consigamos puedes darte de baja cuando quieras con un solo clic. No sufras por nosotros, que ni nos enteramos.

Tú no quieres posicionamiento SEO.
Tú lo que quieres son más clientes.

Mira. No nos conocemos.

Ni tú a nosotros.

Ni nosotros a ti.

Pero a ver, para descubrirnos las intenciones tampoco es que nos haga falta una cena romántica a la luz de la luna.

La cosa es más natural:

Tú quieres más clientes y nosotros queremos más pasta. O viceversa. Tanto monta.

Bien. Pues si tenemos esto claro desde el principio seguro que podemos llegar a un acuerdo.

Y ahora rebobinemos.

Entonces…, ¿es interesante tener un buen posicionamiento en Google?

Por supuesto, claro que es interesante.

Pero ojo. No te servirá de nada si no se traduce en clientes.

Porque al final… Esto es como ligar.

No basta con que te vean.

Tienes que tener cierto sex-appeal.

Que oye, que no es que tu empresa tenga que ser clavada a Brad Pitt en «Leyendas de pasión»…

Pero las cosas como son. Nadie quiere montárselo con Gollum.

O sí.

Siempre hay gente pa’ tó’.

(Pero igual esa gente no te interesa…).

En cualquier caso, todos sabemos que hay dos cosas que duelen más que un «te quiero sólo como amigo»:

1. No tener suficientes clientes.
2. No tener suficientes buenos clientes.

La primera te hace andar por la vida más estresado que el fontanero del Titanic.

La segunda… te hunde cual fontanero del Titanic después de estresarse. Porque los malos clientes son desagradecidos, infieles, irracionalmente exigentes y malos pagadores.

Total, que sí, que nosotros te ayudamos con tu SEO.

Pero no lo hacemos simplemente para que tu empresa se vea en internet. No. No basta con eso.

Lo hacemos para que tu empresa se vea sexy, para que sea comprable.

Ésa es la verdadera clave para que cada vez más y mejores clientes fantaséen con la idea de arrojarte su sucio dinero a la cara.

Y da igual que tengas un bufete de abogados, una cadena de franquicias o una red de tiendas propias.

Lo único que importa es que, después de que te hayan comparado con otros 20 competidores, sólo se acuerden de ti.

Y para que eso ocurra tienes que ser diferente, memorable, auténtico…

En definitiva, vas a tener que tirar a la basura esas aburridas frases que repiten los demás y…

atreverte a ser tú.

Porque sólo hay dos tipos de empresas:

  • Las que tienen miedo de mostrarse tal y como son por vergüenza, por inseguridad o porque piensan que pueden resultar pesadas.
  • Y las que venden.

Tú eliges: ser uno más del montón o ser un líder que vende.

Recuerda.

Más y mejores clientes.

Sucio dinero a la cara.

Por favor, no sigas leyendo.
No vaya a ser que la liemos
y te entren ganas de contratarnos.

Mira. Fíjate en la imagen.

Dentista infantil en Barcelona

Este recuadrito con un mapa y tres empresas destacadas se llama «Local Pack» .

Seguro que lo has visto un millón de veces. Te aparece cuando buscas en Google un producto o servicio en tu localidad: pizza a domicilio, abogados Pozuelo, fontanero…

Y ahora flipa:

7 de cada 10 personas clican en las empresas de ese recuadrito.

¿Sabes por qué lo hacen?

Pues porque ahí está justo lo que necesitan: dirección de las empresas, teléfono, fotos, sitio web, horarios, opiniones de otros clientes… ¡Y todo a golpe de clic!

Dicho esto, si te interesa salir en el Local Pack y hacerlo de una forma irresistiblemente seductora, perfecto, sabemos cómo ayudarte.

Y si no te interesa, pues nada, entonces serán otros los que aparezcan en él.

«¡Hey! Pero mi empresa ya sale
en el recuadrito…»

¿Seguro?

Si tus potenciales clientes buscan en Google «concesionario coches», «agencia inmobiliaria» o «lo que sea que tú vendas«, ¿apareces en el local pack para toda o gran parte de tu localidad?

A lo mejor piensas que sí porque Google te tiene muy fichao, sabe por dónde andas y lógicamente te muestra tu propia empresa pero…

  • ¿Y si tu cliente potencial busca «lo que sea que tú vendas» un poco alejado de tu sede física? ¿También le apareces?
  • Y si alguien que va a venir a tu localidad busca opciones desde su población, ¿tu empresa se deja ver entre las posiciones destacadas?

Si es así, enhorabuena. Tu empresa está bien posicionada. Sólo habría que estudiar si tu presencia es lo suficientemente magnética como para atraer clientes.

Pero si no apareces no sólo estás perdiendo dinero sino que además, estás ayudando a tus competidores. Cada cliente que les regalas los volverá el doble de fuertes: más fuertes en facturación, más fuertes en amplitud de marca.

abogados-madrid-mal-posicionadosabogados-madrid-bien-posicionados

Negocio mal posicionado vs Negocio bien posicionado

«Yo ya pago por anunciarme en Google.»

Pues eso es como darle sólo un par de lametones a un helado en lugar de comértelo entero.

¿Y sabes por qué?

Negocio local como un helado apetecible

Porque es verdad, los anuncios siempre salen primeros en Google pero…

¿Sabes cuántas veces salen anuncios en las búsquedas locales?

Un 7% de las veces.

Es decir, tus anuncios sólo se ven en 7 de cada 100 búsquedas locales. Y en el resto de las ocasiones adivina qué: ni rastro de ellos.

En cambio, el Local Pack aparece siempre, el 100% de las veces, pero lo mejor de todo es que aparece el primero en 93 de cada 100 búsquedas.

Entonces, ¿qué será más rentable?

¿Los lametones o el helado?

«Mi empresa sale en ese mapita
pero no consigo los clientes que quiero»

Ya.

Pero, ¿cuánto atractivo tienes? Es decir:

– ¿Puedes presumir de reputación o tienes reseñas espantaclientes?

– ¿Tus fotos son vendedoras o tienen ese toque cutre-amateur que tanto hace reír a tu competencia?

– ¿Tus textos son tan audaces que invitan a sacar la tarjeta o suenan más aburridos que un vibrador sin pilas?

En definitiva, ¿te muestras como una insípida opción más o te presentas como un líder local?

¿Negocio local pack con baja puntuación?
¿Una puntuación de 4,1 en reseñas?

«Vale, lo voy pillando pero…
¿Qué tengo que hacer para ser un líder local?»

Bien, tienes dos opciones:

empaparte durante unos añitos del algoritmo de Google hasta volverte un incurable pirado del SEO LOCAL o…

bueno, siempre puedes pagar a unos idiotas que sepan del tema para que lo hagan por ti.

«Yo ya tengo a unos idiotas que me llevan el marketing digital.
Les pasaré esta información. Muchas gracias.»

Ok. Sólo una pregunta: ¿le pedirías a tu médico de cabecera que te operase de una rodilla?

Si crees que tu médico sabría qué y cómo cortar, buena suerte.

Si te parece mejor la idea de acudir a un cirujano especialista puede que te interese lo siguiente…

Menos mal que los datos estadísticos
nos venden mejor que nosotros mismos

¡Pardiez! Casi la mitad de las búsquedas en Google son de empresas locales.

46%

Clics en el Top 3 del Local Pack.

71%

Casi 8 de cada 10 personas que buscan «comida japonesa», ¡oh, sorpresa!, acaban comprando comida japonesa.

78%

Prácticamente todos reconocemos que las reseñas influyen en nuestras decisiones de compra.

95%

Jamás te diremos que
somos honestos y profesionales.

Jamás te diremos que somos honestos y profesionales.

Ni te garantizaremos un servicio personalizado de la máxima calidad.

Ni te prometeremos una gestión ética, transparente y responsable orientada siempre a conseguir los mejores resultados.

Decir algo así sería como tratar de vender un coche poniendo en valor que tiene ruedas.

Tampoco nos iremos al otro extremo para intentar impresionarte con unicornios, arcoíris, piruletas y otras movidas happy flower.

Por ejemplo, no te diremos que la pasión por nuestro trabajo nos impulsa a desarrollar una estrategia global y transversal de I+D+i con el firme propósito de generar una experiencia casi religiosa en nuestros clientes.

Ni te deslumbraremos con una retahíla infinita de cualidades sobrenaturales que hacen de nosotros un equipo multidisciplinar de primer nivel Pokémon.

Y no. Nunca nos oirás hablar de excelencia.

Ni de valores.

Ni de 20 años en el sector.

Ni te provocaremos arcadas con una frasecita del estilo «nuestra mayor motivación es lograr tu completa satisfacción».

Lo único que te diremos es que tenemos hijos.

Y, joer, llámanos exquisitos si quieres, pero nos mola la idea de mantenerlos vivos, ya sabes, darles comida, ropa para vestir, que se duchen de vez en cuando o incluso dejarles jugar un poco al Súper Mario los fines de semana.

Bueno, esas cosas…

Así que fíjate. Por ahí nos tienes pillados por donde más nos duele porque si perdemos tu confianza perdemos lo más importante para nuestros hijos: tu dinero.

Tú decides el presupuesto.
Nosotros te proponemos lo mejor.

Nuestra primera tarea será proponerte el mejor proyecto posible en función de la cuantía que deseas invertir.

¿Somos muy caros?
Sí.
Y es por una sencilla razón: es la única manera de que te salgamos gratis.

¿No sabes cuánto invertir?
Puedes hacerte una idea aproximada haciéndote un par de preguntas:

  • ¿Cuál es la cuantía mínima que consideras necesaria para conseguir tus objetivos?
  • ¿Qué cuantía no superarías incluso si lo que te proponemos te encaja perfectamente?

Respondiendo a esas dos preguntas podrás estimar tu rango de inversión.

Además, si la cuantía que nos dices que deseas invertir es insuficiente para llevar a cabo tu proyecto, te lo diremos inmediatamente.

No trabajamos con cualquiera.

Tiempo = Vida

Mira. Lo que más nos cabrea es perder el tiempo, o lo que es lo mismo, perder VIDA.

Así que da igual lo bien que le vaya a tu empresa o que tengas mucho presupuesto o que quieras pagarnos el triple de lo que te pedimos.

Olvídate. Nunca trabajaremos contigo si:

  • No tienes sentido del humor. No hay mayor manifestación de inteligencia.

  • Pretendes decirnos qué tenemos que hacer. No somos el médico que te receta lo que tú quieres sino lo que necesitas.

  • Te gusta regatear el precio. En ese caso, plantéate comprar lo mismo que te ofrecemos en un mercadillo.

  • Te cuesta tomar decisiones. Ningún indeciso llega lejos.

  • No piensas en tu SEO como un elemento clave de tu proceso de venta. Tranqui, puedes seguir publicando en Redes Sociales… Cuenta la leyenda que un abogado consiguó 3 likes con un post dedicado al Real Decreto-Ley 15/2020, de 21 de abril. Nadie le llamó ni se personó en su despacho requiriendo sus servicios pero oye, ¡3 likes son 3 likes!

  • No eres buena gente. ¿Hay algo más importante que esto? Si sueles tener problemas con colaboradores, compañeros, socios o empleados no nos llames. Porque no son ellos. El problema eres tú.

Perseguimos tus sueños.
No los nuestros.
Somos así de idiotas.

También perseguimos tus billetes.
Somos idiotas pero no gilipollas.

Bailando bajo billetes

Y ahora viene lo mejor…
NO PUEDES CONTRATARNOS.

¿¡Qué!?
Te estarás preguntando con la misma cara que pondría ET delante de una tienda de Movistar.

Lo que oyes.
No puedes contratarnos.

¿Por qué?
Pues porque el ofrecimiento de nuestros servicios sólo lo hacemos por email.

Queremos que, antes de tomar una decisión, nos conozcas y sepas con seguridad si somos o no somos de fiar. Que pudiera ser que sí.

Aunque eso sólo lo descubrirás si te suscribes a nuestra lista.

Vale. Antes de apuntarte debes saber 3 cosas:

  1. Escribimos emails muy a menudo para empresarios, directivos y emprendedores con ganas de alimentar su cerebro con consejos de marketing y ventas que no huelan a rancio. Consejos transgresores, cachondos y, de vez en cuando, hasta inteligentes.

  2. Un detalle con importancia: en nuestros correos te contamos cosas muy útiles (y rentables) para tu empresa… pero también para la nuestra porque en todos ellos -sin excepción- intentamos venderte nuestros servicios.

  3. Si tienes miedo de que lo consigamos puedes darte de baja cuando quieras con un solo clic. No sufras por nosotros, que ni nos enteramos.

Ahora sí. Ya puedes suscribirte:

De momento paso de suscribirme. ¿Tenéis algo más para mí?